Ver el artículo

Tomar probióticos tiene múltiples efectos positivos en el intestino y su microbiota

  • Video
  • 8 min

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se toman en cantidades adecuadas, ofrecen un beneficio para la salud del huésped.1 Los probióticos que se usan con más frecuencia son los microbios bacterianos o los de levadura.1

 

¿Por qué son beneficiosos los probióticos?

El beneficio de los probióticos en el funcionamiento del intestino está relacionado con su influencia en la microbiota intestinal.1


La microbiota1 son billones de microorganismos que viven en una relación mutuamente beneficiosa con el intestino.1 Estos microorganismos se encuentran principalmente en el colon y presentan muchos beneficios, como la estimulación de la actividad inmunitaria y la fermentación de sustratos que contribuyen a la nutrición de las células del anfitrión.2

La microbiota intestinal se introduce desde el nacimiento, principalmente de la madre y también del entorno.2

La microbiota que existe después de nacer cambia durante los tres primeros años de vida y llega a una población “estable” en la edad adulta.3 Sin embargo, durante esos primeros años, la población de microbiota que se establece está influenciada por distintos factores, como la edad gestacional, la vía de nacimiento, la alimentación por leche materna frente al biberón, la exposición a los antibióticos o las enfermedades de corta duración.2 Las alteraciones en la diversidad de la microbiota que tienen lugar durante los primeros años pueden provocar alergias y obesidad más adelante.3

En los adultos, la diversidad y composición de la microbiota intestinal pueden verse afectadas por muchos factores, como la dieta, la exposición a los medicamentos (p. ej., antibióticos), las enfermedades y la edad.3 Las consecuencias pueden incluir diarrea, afecciones inflamatorias y crecimiento excesivo de bacterias dañinas.4

El funcionamiento de los probióticos se basa en influir de forma positiva en el ecosistema del intestino.1 Para hacerlo, crean un entorno que favorece el crecimiento y restablecimiento de la microbiota intestinal normal, mejoran la fisiología intestinal (por ejemplo, aumentando la barrera de mucosidad que impide que las bacterias dañinas accedan a las células), digieren los alimentos o influyen en el sistema inmunitario (por ejemplo, mediante el incremento la secreción de anticuerpos que puedan atacar a bacterias dañinas).1,3

(Código interno : 20.20)

¿Cómo elegir un probiótico?

Los probióticos existen en diferentes formas3, como alimentos fermentados, suplementos y medicamentos probióticos3 (Tabla 1).

Tabla 1 : Los distintos tipos de probióticos y su clasificación.
(Código interno : 20.60)

Los probióticos no deben confundirse con los prebióticos, que son un ingrediente fermentable (normalmente hidratos de carbono no digeribles) que actúan como fuente alimenticia para la microbiota y los probióticos.1 Por ejemplo, la leche materna y los azúcares que se encuentran en ciertas frutas, como los plátanos, son prebióticos.1 Tampoco deben confundirse con los postbióticos, que son productos o metabolitos producidos por bacterias que también son beneficiosas para la salud, pero que no son organismos vivos.7

La clasificación de un probiótico como medicamento, alimento o suplemento alimenticio también refleja el nivel de pruebas clínicas en cuanto a eficacia y seguridad.3 Los alimentos probióticos y los suplementos alimenticios no ejercen ninguna acción terapéutica, pero pueden tener beneficios para la salud.3 Los alimentos probióticos se consumen en una dieta equilibrada, mientras que los suplementos alimenticios probióticos tienen como objetivo complementar una dieta normal.3

A los medicamentos probióticos se les realizan las pruebas clínicas más estrictas y específicas que sirven para demostrar su beneficio para la salud y su acción terapéutica o preventiva.8

Es posible que en la etiqueta de un probiótico no se describan todas las cepas que contiene.9 Esto es muy importante, ya que algunos probióticos proporcionan diferentes beneficios para la salud en comparación con los demás, y no todas las cepas tienen el mismo nivel de evidencia clínica que demuestra su beneficio para la salud.3,8

Además, los probióticos se fabrican de forma diferente, requieren distintas condiciones de almacenamiento y contienen diferente cantidad de cepas.1 Existen probióticos que pueden verse afectados por los antibióticos10, ya que algunos no sobreviven a las duras condiciones del estómago3 y, por lo tanto, llegan en menos cantidad al intestino.1 Por ejemplo, una especie bacteriana que se suele encontrar en productos lácteos fermentados (Lactococcus lactis) tiene una alta sensibilidad al ácido y la bilis, y dura poco tiempo en el intestino.11

Consejo: Elija un probiótico cuya fabricación sea de calidad, tenga una buena vida útil, la descripción de sus especies/cepas sea adecuada y esté respaldado por sólidas pruebas clínicas.8

¿Por qué Saccharomyces boulardii CNCM I-745 es una buena elección como probiótico?

Saccharomyces boulardii CNCM I-745 es un probiótico de levadura de cepa única. Es el primer medicamento probiótico descubierto y presenta múltiples beneficios gastrointestinales.3 S. boulardii CNCM I-745 presenta muchas ventajas que lo convierten en un probiótico idóneo, como las siguientes:

  • No es susceptible a los antibióticos, por lo que se puede tomar al mismo tiempo.10
  • Tolera la naturaleza ácida del estómago, lo que significa que puede sobrevivir y pasar al intestino.4
  • Crece a la temperatura corporal humana (37 °C), a diferencia de otros probióticos de levadura.4
  • No coloniza permanentemente el intestino, lo que significa que el equilibrio normal de la microbiota no se ve alterado por su presencia.4

Debido a su larga historia, existen pruebas clínicas sólidas que demuestran la eficacia de S. boulardii CNCM I-745, incluidas las que se indican a continuación :

  • Estimula la respuesta inmunitaria para prevenir la colonización por bacterias dañinas que puede provocar una alteración en la diversidad normal de la microbiota intestinal.4
  • Actúa sobre especies bacterianas dañinas, como Clostridium difficile, para evitar que crezcan de forma excesiva o prevenir la actividad de las toxinas.3
  • Sirve para tratar la diarrea aguda asociada a la infección.1
  • Restaura la diversidad normal de la microbiota después de una interrupción. como un tratamiento con antibióticos.4

Debido a las sólidas pruebas clínicas que lo respaldan,

directrices internacionales recomiendan el uso del probiótico Saccharomyces boulardii CNCM I-745
para tratar, prevenir y recuperarse de la diarrea.1,12-17

 

 

Código interno : 20.57

Bibliografía

  • 01 . Guarner et al. Probiotics and prebiotics. World Gastroenterology Organisation Global Guidelines. February 2017. https://www.worldgastroenterology.org/guidelines/global-guidelines/probiotics-and-prebiotics/probiotics-and-prebiotics-english. Last accessed 14th November 2019.
  • 02 . Butel, MJ, Waligora-Dupriet AJ, and Wydau-Dematteis, S. The developing gut microbiota and its consequences for health. Journal of developmental origins of health and disease. 2018; 9(6): 590-597.
  • 03 . Joly, F et al. Gut Microbiota: A full-fledged organ. 2017. Marteau, P and Dore J (Ed.). Paris: John Libbey Eurotext.
Ver más Ver menos
  • 04 . More MI, and Swidsinski, A. Saccharomyces boulardii CNCM I-745 supports regeneration of the intestinal microbiota after diarrheic dysbiosis–a review. Clinical and experimental gastroenterology. 2015; 8: 237.
  • 05 . Terefe, N. Food Fermentation. Reference Module in Food Science. Elsevier. 2016. ISBN 9780081005965. Pages 1-3. https://doi.org/10.1016/B978-0-08-100596-5.03420-X.
  • 06 . De Simone, Claudio. The unregulated probiotic market. Clinical Gastroenterology and Hepatology. 2019; 17(5): 809-817.
  • 07 . Aguilar-Toalá JE, et al. Postbiotics: An evolving term within the functional foods field. Trends in Food Science & Technology. 2018; 75: 105-114.
  • 08 . Kolacek S, et al. Commercial probiotic products: A call for improved quality control. A Position Paper by the ESPGHAN Working Group for Probiotics and Prebiotics. Journal of pediatric gastroenterology and nutrition. 2017; 65(1): 117-124.
  • 09 . Recommendations of AGA. https://www.gastro.org/practice-guidance/gi-patient-center/topic/probiotics/choosing-the-right-probiotics. Last accessed 20th January 2020.
  • 10 . Neut C, Mahieux S, and Dubreuil LJ. Antibiotic susceptibility of probiotic strains: is it reasonable to combine probiotics with antibiotics? Medecine et maladies infectieuses. 2017; 47(7): 477-483.
  • 11 . Marteau P, Shanahan F. Basic aspects and pharmacology of probiotics: an overview of pharmacokinetics, mechanisms of action and side-effects. Best Pract Res Clin Gastroenterol 2003 ;17 : 725-740.
  • 12 . Cruchet et al. The Use of Probiotics in Pediatric Gastroenterology: A Review of the Literature and Recommendations by Latin-American Experts. Pediatric Drugs. 2015; 17:199-216.
  • 13 . Szajewska H, et al. Probiotics for the prevention of antibiotic-associated diarrhea in children. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition. 2016; 62(3): 495-506.
  • 14 . Malfertheiner P, et al. Management of Helicobacter pylori infection—the Maastricht V/Florence consensus report. Gut. 2017; 66(1): 6-30.
  • 15 . Cameron D, et al. Probiotics for gastrointestinal disorders: proposed recommendations for children of the Asia-Pacific region. World journal of gastroenterology. 2017; 23(45): 7952.
  • 16 . Ghoshal UC, et al. The role of the microbiome and the use of probiotics in gastrointestinal disorders in adults in the Asia‐Pacific region‐background and recommendations of a regional consensus meeting. Journal of gastroenterology and Hepatology. 2018; 33(1): 57-69.
  • 17 . Guarino A, et al. European Society for Pediatric Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition/European Society for Pediatric Infectious Diseases evidence-based guidelines for the management of acute gastroenteritis in children in Europe: update 2014. Journal of pediatric gastroenterology and nutrition. 2014; 59(1): 132-152.
Encuentre el nombre de marca en su paísEstamos presentes en más de 90 países
Algunas preguntas
relacionadas
  • ¿Qué factores pueden influir en mi microbiota?
    ExpandirContraerVer más
  • ¿Cómo afectan los antibióticos a la microbiota intestinal?
    ExpandirContraerVer más
  • ¿Por qué son buenos los probióticos para mi microbiota intestinal?
    ExpandirContraerVer más
Usted es
País
Choose language