Ver el artículo

¿Cuáles son las pruebas científicas que demuestran los beneficios para la salud del probiótico Saccharomyces boulardii CNCM I-745?

  • Video
  • 6 min

¿Qué implican las pruebas científicas en lo que respecta a los probióticos?

Algunos productos o cepas de microorganismos probióticos utilizan de forma incorrecta el término probiótico y hacen afirmaciones sobre sus beneficios para la salud que no están respaldados por pruebas científicas ni los apoya la comunidad científica.1

Cuando un probiótico se clasifica como medicamento probiótico, significa que se ha demostrado clínicamente que tiene un efecto beneficioso y que se ha sometido a estrictas evaluaciones1 en estudios controlados y de buena calidad, como se hace con cualquier medicamento.2 Además, el término “probiótico” realmente debe aplicarse únicamente a cepas que tienen beneficios para la salud científicamente probados.3

Por ejemplo, el probiótico de levadura Saccharomyces boulardii CNCM I-745 se considera un medicamento probiótico.1 Fue el primer probiótico de levadura identificado y el primero que se utilizó en la medicina para humanos.1 Además, se han realizado múltiples estudios sobre él.1

 

¿Qué demuestran los estudios científicos sobre los probióticos?

Las investigaciones científicas, a menudo denominadas estudios preclínicos, son estudios realizados en un laboratorio utilizando modelos animales o tejidos o cultivos celulares.1 Estos estudios son fundamentales para comprender y demostrar cómo funciona un probiótico y cómo puede proporcionar un beneficio para la salud.4 Esto se denomina “mecanismo de acción”.5

En los estudios preclínicos que se han realizado sobre Saccharomyces boulardii CNCM I-745 se ha demostrado que cuenta con mecanismos de acción probados específicos.5

Por ejemplo, en estos tipos de estudios se ha demostrado que la levadura tiene un efecto antinflamatorio porque produce sustancias que influyen tanto en las células intestinales de la persona como en los patógenos a los que se dirige.5

 

¿Cómo se analiza el efecto beneficioso de un probiótico?

Los beneficios para la salud de un probiótico deben investigarse en estudios clínicos bien diseñados y controlados en los que se comparen dos grupos de personas repartidas aleatoriamente. Un grupo recibe el probiótico y el otro grupo

recibe un placebo o un tratamiento diferente.2 Lo que se utilice depende de lo que se esté investigando en el estudio.2

Un ejemplo de este tipo de estudio en el que se demostraron los beneficios para la salud de Saccharomyces boulardii CNCM I-745 es el de un estudio en el que pacientes adultos que estaban tomando antibióticos recibieron un tratamiento con placebo probiótico o bien S. boulardii CNCM I-745.1 Sin embargo, ninguno de los pacientes o investigadores sabía lo que los participantes estaban tomando. Esto se denomina estudio con enmascaramiento doble porque ni los grupos ni los investigadores saben quién recibe el tratamiento. Para determinar la eficacia del tratamiento, los investigadores compararon la incidencia de diarrea entre los dos grupos.1

Así, pudieron demostrar que solo el 9,5 % de los pacientes que tomaron S. boulardii tuvo diarrea asociada a los antibióticos en comparación con el 21,8 % de los pacientes que tomaron placebo.1

¿Qué se ha investigado en los estudios clínicos sobre Saccharomyces boulardii CNCM I-745?

Los beneficios para la salud de S. boulardii CNCM I-745 también se han probado gracias a diversos estudios en los que se investigaron diversas afecciones asociadas a la diarrea.4 En ellos se ha demostrado que tiene una gran variedad de beneficios en comparación con otros probióticos.4

Existen pruebas sólidas que respaldan el uso* de S. boulardii CNCM I-745 para lo siguiente :

* El uso con receta de Saccharomyces boulardii CNCM I-745 para diferentes afecciones varía de un país a otro. Consulte la información del producto de su país o hable con su médico.

(Código interno : 20.16)

Existen datos sólidos relacionados con Saccharomyces boulardii CNCM I-745 que conllevan su recomendación firme.

Saccharomyces boulardii CNCM I-745 también se ha investigado en más de 100 estudios clínicos en los que se han obtenido datos sólidos sobre su eficacia para el tratamiento, la prevención y la recuperación de la diarrea. Estas pruebas sólidas han conllevado su inclusión en las recomendaciones principales para el tratamiento de la diarrea tanto en niños como en adultos, incluidas las directrices oficiales de la World Gastroenterology Organisation, WGO (Organización Mundial de Gastroenterología)3, la European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition, ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología Pediátrica, Hepatología y Nutrición)6,7, grupo de consenso de expertos latinoamericanos (Latin American expert consensus group, LATAM)8 y las recomendaciones de Asia-Pacífico para los trastornos gastrointestinales pediátricos.9,10

Figura 1 : Solidez de las pruebas científicas utilizadas para demostrar los beneficios de un probiótico.(Código interno : 20.60)
Código interno : 20.08

Bibliografía

  • 01 . Joly, F et al. 2017. Saccharomyces boulardii CNCM I-745. Marteau, P and Dore J (Ed.), Gut Microbiota: A full-fledged organ. 2017: 305-326. Paris: John Libbey Eurotext.
  • 02 . Shane A, et al. Guide to designing, conducting, publishing, and communicating results of clinical studies involving probiotic applications in human participants. Gut microbes. 2010 ; 1(4): 243-253.
  • 03 . Guarner et al. Probiotics and prebiotics. World Gastroenterology Organisation Global Guidelines. February 2017. https://www.worldgastroenterology.org/guidelines/global-guidelines/probiotics-and-prebiotics/probiotics-and-prebiotics-english. Last accessed 11th December 2019.
Ver más Ver menos
  • 04 . More MI, and Swidsinski, A. Saccharomyces boulardii CNCM I-745 supports regeneration of the intestinal microbiota after diarrheic dysbiosis–a review. Clinical and experimental gastroenterology. 2015; 8: 237.
  • 05 . Czerucka D, and Rampal, P. Diversity of Saccharomyces boulardii CNCM I-745 mechanisms of action against intestinal infections. World journal of gastroenterology. 2019; 25(18): 2188.
  • 06 . Szajewska H et al. Use of probiotics for management of acute gastroenteritis: a position paper by the ESPGHAN Working Group for Probiotics and Prebiotics. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition. 2014; 58(4): 531-9.
    Alimentary pharmacology & therapeutics. 2015; 42(7): 793-801.
  • 07 . Szajewska H, et al. Probiotics for the prevention of antibiotic-associated diarrhea in children. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition. 2016; 62(3): 495-506.
  • 08 . Cruchet S, et al. The use of probiotics in pediatric gastroenterology: a review of the literature and recommendations by Latin-American experts. Pediatric Drugs. 2015; 17(3): 199-216.
  • 09 . Cameron D, et al. Probiotics for gastrointestinal disorders: proposed recommendations for children of the Asia-Pacific region. World journal of gastroenterology. 2017; 23(45): 7952.
  • 10 . Ghoshal UC, et al. The role of the microbiome and the use of probiotics in gastrointestinal disorders in adults in the Asia‐Pacific region‐background and recommendations of a regional consensus meeting. Journal of gastroenterology and Hepatology. 2018; 33(1): 57-69.
Encuentre el nombre de marca en su paísEstamos presentes en más de 90 países
Algunas preguntas
relacionadas
  • ¿Saccharomyces boulardii CNCM I-745 es un probiótico?
    ExpandirContraerVer más
  • ¿Saccharomyces boulardii CNCM I-745 es un organismo vivo?
    ExpandirContraerVer más
  • ¿Cuál es el nombre del producto en mi país?
    ExpandirContraerVer más
Usted es
País
Choose language